CURSO

Workshop Sharath Jois en Madrid

Del 4 al 8 Septiembre-2018

DESCRIPCIÓN

El curso consistirá en 5 clases guiadas de primera serie, más una conferencia de hora y media. La hora y día de la conferencia está por determinar.

Para inscribirte escribenos a mysorehouse@ashtanga-yoga.es

SCHEDULE

Las clases comenzarán a las 7.15 de la mañana y terminarán sobre las 8:45.

 

DIRECCIÓN

Polideportivo del Colegio Nuestra Señora del Recuerdo

Plaza del Duque de Pastrana 5, 28036, Madrid

¿POR QUÉ SHARATH JOIS?

Sharath Jois, o como es conocido por sus alumnos, Sharathji, es para nosotros un ejemplo a seguir; (y)por tanto, nos sentimos muy honrados y felices de poder facilitar su primer encuentro con los practicantes de nuestro país y de nuestra ciudad, Madrid.

Podríamos dar muchos datos sobre él; compartir una biografía detallada sobre su trayectoria y su inmensa experiencia, tanto como practicante como maestro de esta disciplina tan valiosa y necesaria. La mayoría de los practicantes de esta comunidad saben cuán profundo ha sido y sigue siendo su compromiso con su propia práctica diaria (la más avanzada del mundo, aprendida directamente de su maestro durante más de dos décadas), y con la transmisión correcta y precisa de la misma. Además, Sharathji se ha mantenido durante toda su vida como un yogui fiel tanto a su compromiso con su propia evolución como al que adquirió con su maestro de mantener viva esta tradición; como tantos maestros anteriores se esforzaron por hacer. De ahí que recibiera el honor y el título de PARAMAGURU (portavoz del linaje) de Ashtanga Yoga.

Sin embargo, no es lo avanzada que pueda ser su práctica de asanas; lo famoso que pueda ser en el mundo del yoga; o el prestigio adquirido con los años como profesor, lo que le convirtió en nuestro maestro. Es su ejemplo diario lo que nos hace llamarle nuestro Gurú.

Es realmente inspirador para nosotros ver a Sharathji aparecer en la sala de Mysore, cada mañana, a las 4:00a.m. Nunca, en los 16 años que llevamos viajando a Mysore para aprender de él, ha faltado a una clase… Le hemos visto llegar a clase cansado, agotado, con ojeras muy marcadas, enfermo, tosiendo, con una mascarilla para no contagiar a sus alumnos; cojeando, o haciendo claros gestos de dolor mientras se lleva la mano a la espalda asistiendo a sus discípulos. Pero SIEMPRE acude a clase. Y allí permanece hasta que el último alumno ha salido por la puerta. A veces, sus horarios de enseñanza superan los horarios más exigentes de las oficinas de occidente, pero el trabajo que desempeña es física y mentalmente más duro en algunos casos. Aun así[1], su sentido del deber y compromiso con la práctica siempre es prioritario. Y esto es, precisamente, lo que entendemos como “enseñar con el ejemplo”. En estos tiempos sobran los charlatanes, los que se adjudican méritos exagerados o los que presumen, en muchos casos, de lo que carecen. En estos tiempos de seguidores, de exhibición y de fama sin méritos, su ejemplo de esfuerzo diario, de dedicación constante, día a día, es para nosotros garantía de autenticidad.

Sharahji es un Gurú de yoga complejo y completo. Es complejo porque se ha sumergido durante muchos años en las sutilidades de esta práctica y, a la vez, se ha mantenido en el mundo material, al que pertenece y con el que se relaciona desde un lugar que consideramos virtuoso y equilibrado. No está iluminado. No ha trascendido nuestra realidad diaria. Pero muestra,en su forma de relacionarse con ella,muchas de lascualidades yóguicas a las que aspiramos los que practicamos yoga,como una técnica para alcanzar niveles más altos de conciencia. Le hemos visto en momentos buenos y malos; frente al éxito y la adversidad. Pero esos calificativos no correspondían a su reacción ante ellos. Admiramos y anhelamos su capacidad para mantenerse ecuánime ; para defender lo que cree y llevarlo a cabo, sean cuales sean las consecuencias; para conservar la calma tanto cuando la vida le sonríe como cuando todo parece oscurecerse. Su solidez interior parece crecer año tras año, y esto siempre nos hace confiar en él.

También es un Gurú completo, porque ha vivido dos realidades que, consideramos, le hacen uno de los maestros de yoga más cualificados para enseñar a aspirantes occidentales(:). Por un lado, ha aprendido desde una perspectiva muy pura, desde un enfoque muy “Gurú indio; esa tradición, ese linaje que representa ha calado en su mente y en su manera de transmitir, y tiene una presencia que puede tanto asustar como conmover. Por otro lado, desde muy pequeño, ha estado expuesto al mundo occidental. Compartió práctica y muchos momentos de ocio con los alumnos de su abuelo, al que acompañó desde muy joven en sus giras por occidente; creció aprendiendo de ambas culturas y mentalidades. Por ello, sentimos que su comprensión de la mentalidad y sociedad occidental es muy profunda y acertada. Esto aparece en su manera de enseñar, para el beneficio de todos nosotros.

Él es un maestro que representa la tradición más pura, pero que también vive en el mundo moderno; el mundo material en el que todos vivimos, con todas las dificultades que representa. Es marido y padre de familia, ; una familia por la que vive y por la que trabaja, como muchos de nosotros. Una familia adorable que le apoya y que demuestra muchos de los valores del yoga. Su mujer Shruthi es extremadamente amable y generosa, siempre tiene una sonrisa en la boca, siempre está interesada por saber de ti, y es una maravillosa anfitriona que nunca te dejará sin una agradable charla tras preparar un café. Sus hijos son niños cariñosos y divertidos, y no hace falta pasar mucho rato con ellos para darse cuenta de cómo adoran a sus padres. Son una familia unida, normal, como la de tantos de sus alumnos.

Sharath Jois no es un maestro “de cueva”, compartimos sociedad con él,; vive y lucha contra los mismos conflictos que luchamos todos. Es, en definitiva, un maestro muy humano. Tiene sus aciertos y tiene sus errores, pero creemos firmemente que su intención es siempre la mejor, y que su esfuerzo para transmitir esta práctica es sincero y efectivo. ¿Quién mejor para entendernos y para acompañarnos en este camino?
Su forma de enseñar poco tiene que ver con su maestría en Asana, que la tiene, o con su extenso conocimiento de la filosofía y textos yóguicos. Su maestría consiste en algo muy simple. Fuera de la sala de yoga, nos sigue enseñando, con su ejemplo. Y lo hace sin querer, sin forzarlo, porque su ejemplo fluye de manera natural, ya que es el resultado de toda su vida dedicada a esta práctica transformadora de la que él es, para nosotros, el mejor ejemplo ; por eso es nuestro maestro. Por esta razón viajamos cada año a India para seguir aprendiendo de él. Y por eso queremos que todos podáis conocerlo. Traer a nuestro maestro, a nuestro ejemplo vivo del yoga a nuestra casa, es un gran privilegio y un gran sueño hecho realidad.
Hace poco preguntamos a Sharathji: “Teniendo una sala en Mysore a la que viajamos miles de estudiantes al año, ¿por qué haces el esfuerzo (dejando a tu familia, teniendo que sufrir jet lag, cambios de dieta, de temperatura) de viajar a otros países, cuando no lo necesitas?” Su respuesta fue: “No todos los estudiantes pueden viajar hasta Mysore para aprender; por eso yo también intento llegar a todos los lugares del mundo, para que muchos de esos estudiantes puedan al menos conocerme, tener unos días de contacto conmigo y con la enseñanza tradicional. Así hacía mi maestro, y así lo hago yo ahora”

Esperamos de corazón que sepamos hacer llegar a Sharathji nuestro profundo agradecimiento por este gesto tan significativo.

Mysore House Ashtanga Yoga

Un espacio donde ampliar conciencia, donde volverse más despierto y eliminar poco a poco todo ese ruido mental que nos tiene anestesiados, cuidando y limpiando nuestro organismo a la vez.

Fase Lunar
Encuéntranos
  • C/ Santa Engracia 70, 28010, Madrid
  • +34 689 66 27 74
  • mysorehouse@ashtanga-yoga.es