WORK SHOP PETER SANSON

CALENDARIO

Sin fecha

DIRECCIÓN

C/ Espoz y Mina 17, Madrid

CURSO

Workshop Peter Sanson

Sin Fecha

CONTENIDO

5 clases estilo Mysore más una charla, en el fin de semana

TURNOS

  • 07.00 am (Turno reservado unicamente para alumnos que tengan que trabajar tras la práctica)
  • 08.15 am
  • 09.30 am
  • 10.30 am

PRECIO 150€

INFORMACIÓN IMPORTANTE

No existe la posibilidad de hacer días sueltos, ya que Peter necesita al menos 5 días para poder seguir un proceso y trabajar con los alumnos. Tampoco es un curso indicado para principiantes, por lo que todos los participantes deberán conocer de memoria la secuencia tradicional de ashtanga yoga, tal y como es enseñada en el KPJAYI de Mysore, India.

Si estas interesado en el curso haz tu reserva poniéndote en contacto con nosotros
CONTACTO

¿POR QUE PETER?

Hace no mucho, alguien me preguntó a qué profesor autorizado/certificado le recomendaba ir. Tenía una época sabática y ganas de viajar y practicar. Yo contesté sin pensarlo, “Peter Sanson“. Ella frunció el ceño y me dijo, “Ni idea…. ¿Es autorizado? No lo he escuchado nunca, ni he visto videos suyos ni nada… ¿Por qué lo recomiendas?” Me dieron ganas de contestar, ¿Te parece poca garantía? Pero preferí explicarle mis motivos.

Conocí a Peter Sanson hace 14 años en Mysore, en mi segunda visita. Me gustó su energía y su cercanía, y parecía alguien muy calmado, pero le ví muy poco, prácticamente nos cruzamos en la sala un par de veces y eso fue todo. En mi siguiente viaje, Peter de nuevo estaba allí y yo había ido a Mysore con la idea de grabar un documental sobre la práctica y la vida de los occidentales allí. Recuerdo que pedí a Peter grabar una entrevista con él. Para entonces ya sabía más de él, sabía de su gran experiencia como practicante y como profesor, de su relación cercana y familiar con Guruji (Pattabhi Jois) y su familia, y me daba cuenta del respeto con el que era tratado dentro de la comunidad de Mysore. Su respuesta fue tan sincera como amable: “Te lo agradezco mucho, pero prefiero mantener un perfil bajo, no me van mucho esas cosas“.

Meses más tarde, sabiendo que Peter hacía un workshop en Oviedo, me decidí a probarlo como profesor, por primera vez. Recuerdo que llegué a la sala de Oviedo y los primeros practicantes ya habían comenzado con los saludos al sol… había una primera fila vacía y un único sitio atrás del todo. Yo me “pavonee” al frente y empecé a colocar mi esterilla… al fin y al cabo, yo había estado en Mysore, seguro que era él más “avanzado” y quería lucirme…. no había terminado de colocarme cuando Peter, desde el fondo de la sala, me dijo, en voz bien alta: “Ven aquí atrás, este sitio es mejor para ti”…. Con cierta humillación recogí la esterilla, recorrí los 8 metros hasta mi nuevo hueco en 1 segundo, cabizbajo, y comencé con mis saludos al sol mientras sentía subir un enfado desde mis pies hasta la cabeza…. por suerte, acabando los saludos al sol, me di cuenta de lo que había pasado. Casi sin conocerme, sin ni siquiera haber comenzado con mi práctica de asanas, aquel profesor me había abofeteado el ego…. El enfado dio paso a la admiración y recuerdo que pensé, con una sonrisa… “este tío es bueno”. Al acabar el curso, le invité a que viniera a Madrid a enseñar, y tras invitar a Borja Romero (Ashtanga Yoga Madrid) a participar, hemos organizado juntos el workshop de Peter durante años. Y desde entonces las semanas que comparto con el son uno de los momentos más esperados por mi, y por otros muchos.

Peter es uno de los pocos profesores que conozco que no sólo enseña en clase… su enseñanza es las 24 horas. Como dice nuestro gurú, Sharath Jois, “Asana es 2 horas al día. Yoga es 24 horas”. Y así lo vive Peter y tal como lo vive, lo transmite. Es una de las personas más inspiradoras que he conocido nunca y pasar unos cuantos días con él me dejan cargado de inspiración durante meses. Y no exagero. Literalmente Peter salvó mi práctica en un momento en que, debido a una aproximación agresiva y muy rígida, estaba a punto de tirar la toalla. Él me enseñó a tratarme con más cariño, a pedirme en lugar de exigirme, a encontrar la línea entre esforzarme y forzarme… Gracias a él, mi práctica cambió radicalmente y se convirtió en algo con mucho más sentido
.

Su forma de hablar, de interactuar, de vivir… uno puede ver el camino del yoga en su mirada, en su sonrisa, en su claridad cuando enseña. Tiene la cualidad de ser firme y compasivo a la vez, puede celebrarte y al minuto confrontarte, y no se queda enganchado con nada… fluye, aquí y ahora, mientras se mueve de alumno en alumno, agudizando su ojo clínico. No hay muchos profesores que puedan dar tanto en tan poco tiempo, por algo el último día de su workshop siempre hablamos del “milagro Sanson”. Recuerdo que hace unos años, un estudiante del Reino Unido me pidió plaza para viajar hasta Madrid y hacer su curso. El primer día Peter y él tuvieron una discusión fuerte en la clase, de esas que hacen a todos girarse… Era alguien testarudo, no quería escuchar, y Peter fue muy tajante con él. Se fue de la clase dando un portazo. Yo pensé, “no vuelve, y se ha venido desde Reino Unido!!”…. Pero al día siguiente, volvíó, cabizbajo, con cara de pocos amigos…. pero volvíó. Y así toda la semana, hasta que el último día, me pidió hablar un momento conmigo, en una esquina de la sala. Temía que me transmitiera su enfado y descontento, pero lo que hizo fue ¡pedirme las señas de Peter en Nueva Zelanda! “No quiero volver a estudiar con ningún otro profesor”, me dijo… “milagros Sanson”

Nada en Peter es impostado, no hay “personaje” de yogui, no hay “bla bla bla”, Peter es tal cual es. Alguien sano, con un gran sentido del humor, generoso y apasionado con la práctica del ashtanga. Escucharle hablar sobre Guruji es conmovedor, y yo de hecho creo que hay mucho de Guruji en él. A veces, cuando estoy practicando en su sala, me parece que es Guruji el que habla….. He visto a muchos con la cara iluminada, con sonrisas plenas y profundamente conmovidos después de que Peter trabajara con ellos. Pero no es fácil apreciarlo, lo que hace es muy sutil… muy profundo. Sabe cómo hacerte trabajar duro sin sobrepasar tus límites, sabe transmitir relajación y calma en sus ajustes e indicaciones, y sabe dar a cada alumno lo que necesita… y no hablo de “posturitas”!

Me reconozco como un practicante de un sólo profesor. Mi maestro es Sharath Jois, y él está a cargo de mi práctica y de mi proceso. Pero mi admiración y amistad por Peter hacen que cada año pase unos días practicando bajo su mirada, sin más expectativas que las de compartir con mi buen amigo esta práctica que nos apasiona y sabiendo que él es lo bastante respetuoso y sabio como para no interferir en mi proceso con mi maestro. Para mí, practicar en su clase es enriquecedor y divertido, pero compartir tiempo fuera de la clase está lleno de lecciones y regalos.

No veréis ningún video de Peter en Youtube… ni le encontraréis en twitter o en Facebook. Le incomoda ser preguntado por cuál es la serie que practica y jamás le he escuchado hablar sobre su certificación (y mucho menos presumir de ella) Peter sólo quiere transmitir, de la manera más sencilla y simple posible, la esencia de esta práctica a quien se quiera poner en sus manos. Por eso su llegada es siempre tan ansiada por mi. Por eso le sigo invitando cada año. Para que siga mandándome, con una sonrisa en la cara, a practicar a la última fila.

José Carballal


Mysore House Ashtanga Yoga

Un espacio donde ampliar conciencia, donde volverse más despierto y eliminar poco a poco todo ese ruido mental que nos tiene anestesiados, cuidando y limpiando nuestro organismo a la vez.

Fase Lunar
Encuéntranos
  • C/ Santa Engracia 70, 28010, Madrid
  • +34 689 66 27 74
  • mysorehouse@ashtanga-yoga.es